martes, 20 de noviembre de 2012

Gotas que colman vasos.

Entrada negativa, penosa y asquerosa. 
La que avisa no es traidora.
 

Llevo unos días jodida. No de "jodida pero contenta", no. Jodida de verdad. Con el ánimo encorvado. Bastante abatida. Mis circunstancias, si me leéis de vez en cuando, son de sobra conocidas. Sé que los motivos para sentirse derrotado no son suficiente. Hay gente que tiene todos los motivos y sale adelante, y lucha y puede. Y yo lo intento, junto con Jack, la mayor parte del tiempo.  Lo llevo lo mejor que puedo. No con alegría, pero con fortaleza. Pero esta semana ha sido diferente, descorazonadora.

Sabéis que Jack ha trabajado el mes de Agosto, y luego, el mes de Octubre, en dos empresas diferentes. No está mal, después de 1 año y 7 meses en paro. Pero esta semana hemos vuelto a la realidad española, al paro. Y eso cuesta. 

Luego está la cuenta bancaria, que ha recibido dinerito, por el trabajo, claro. Pero el otro día me ponía a calcular...¿cuántos meses vivimos con esto?  ¿5? ¿6 quizá? Y eso si no surgen imprevistos. Sentir que la vida como la conoces tiene fecha de caducidad tampoco ayuda a llevar bien los problemas. 

Y hoy ha llegado la puntilla. El piso. He leído hoy el post de Marikilla Luzia sobre lo harta que está del piso al que se ha mudado hace pocos meses. Y ha sido casi proverbial, porque cuando he ido a levantar a Jack, que estaba acostado todavía (sospecho que tampoco está llevando muy bien la vuelta a la realidad española) me he encontrado una sorpresa. La gotera ha vuelto. No en forma de gotera, sino en forma de mancha de humedad gigante. Este piso es un cuchitril, pero cuando nos mudamos nos lo enseñaron tan bonito, tan recién pintado, ... Y además, era lo más barato que había, y podíamos alquilarlo sin necesidad de nóminas.  Con un aval bastaba. Pero es un antiguo piso de portero, un ático, con paredes de papel, reformado cutremente. Nos mudamos a finales de Marzo-Abril, y bueno, bien. Pero el invierno siguiente lo notamos. Avisamos de que había humedad, de que salían manchitas en algunas paredes, ... Pero se pasó de nosotros. Hasta que en Marzo/Abril de este año una mancha de humedad del cuarto se convirtió en una gotera.  El cabreo que me pillé, la angustia, la congoja... En fin. Me ahogo en un vaso de agua. Al final, después de varios meses -casi 3- la gotera se arregló. ¡Yupi! El piso sigue siendo un cuchitril, pero en fin, no podemos permitirnos nada mejor.  Pero la gotera ha vuelto, es una mancha de humedad grande.  Y yo ya estoy cansada.  Aún no se ha vuelto a abrir la gotera, pero ha sido la gota que ha colmado el vaso.

He llamado al responsable, le he dicho que el arreglo no ha sido muy arreglo. Me ha dicho que daría aviso y que mandarían a alguien. Bien. Cuando venga, le enseñaré todas las humedades que hay. A ver qué pasa. Y quiero que lo arreglen. Porque si no, yo me voy. Me rindo. He roto a llorar al colgar y se lo he dicho a Jack. Yo no quiero vivir más en estas condiciones. Estamos gastando un dinero en un piso y estamos viviendo en unas condiciones casi infrahumanas. Se lo he espetado dejándolo hecho polvo, pero es que no me he podido aguantar. Yo prefiero - le he dicho - que nos separemos, que volvamos en casa de nuestros padres hasta que las cosas mejoren y podamos vivir en un sitio digno, sin miedo a que se nos caiga la casa encima o a ponernos enfermos por la humedad y el frío. Que no agotemos lo poco que nos queda en este lugar.  Y justo después me he sentido egoísta y mala persona. Porque él lo aguanta todo para que estemos juntos y yo no puedo. Yo me rindo. Yo soy débil. Pero soy así. Y realmente pienso lo que he dicho. Mental y unilateralmente me he fijado un plazo, y sí, sé que esto es egoísta, pero lo digo como lo siento.  Si las cosas no mejoran sensiblemente, no quiero pasar otras Fallas aquí. 

Y me rompe el corazón, ¿sabéis? Porque irme a casa de mis padres supone poner mucha tierra de por medio entre Jack y yo. Y llevamos 4 años conviviendo juntos. Ya no puedo imaginar mi vida diaria sin él. Supongo que me entenderéis. Pero claro, suponiendo que encontrásemos un piso con un alquiler similar a este, ¿quién le va a alquilar un piso a una pareja joven, ambos parados?  Puedo intentarlo, claro, pero las esperanzas son casi nulas. Con este piso tuvimos "suerte", y ahora entiendo las facilidades. Deben estar flipando todos de que todavía estemos aquí. Y no me extraña. Lo que no sé es si se imaginarán las gnas que yo tengo de mandarlos a tomar viento.

Ahora mismo estoy bastante hecha polvo. No tengo ganas de nada. Creo que hoy el estudio se suspende. Y no me faltan ganas para suspender la clase particular de esta tarde. Pero no lo voy a hacer. Sé que será un rato en el que sacaré los problemas de mi cabeza. Aunque sea una hora. No me va a venir mal. Será una hora en la que no me sentiré como una puñetera mierda. Algo es algo.


11 comentarios :

  1. No eres ni la primera ni la última que se vuelve a "casa". Mi chico también alquiló un cuchitril el año pasado (cuando aún daban las ayudas de alquiler de la junta de andalucia) pero por muy barato y bien situado que estuviese no se puede vivir en esas condiciones, lo suyo no fueron goteras sino algo peor: cucarachas!!!! cucarachas en la chimenea, en la cama, en el cajón de los cubiertos...una pesadilla, fumigamos dos veces y nada. Ahora mi novio vive en casa de sus padres y con 29 años ni se plantea volver a independizarse, aún teniendo trabajo no puede permitirse un alquiler y yo estoy en el paro de okupa en casa de mis abuelos. Así que no te preocupes, yo llevo 4 años de relación y aún no pude convivir con mi novio, tú al menos has disfrutado, ya vendrán tiempos mejores ;)

    ResponderEliminar
  2. qué te voy a decir yo! es una putada lo del piso.En cuanto a lo de separaros, tranquila si lo teneis que hacer. El año pasado por estas fechas yo vivía a 350 km de mi casa, que comparto con kucho desde hace 5 años, porque me salió un trabajo fuera de mi comunidad autónoma. Fue una putada gorda pero nos permitió hacer otra serie de cosas. Así estuvimos durante 8 meses, pasé el primer trimestre del embarazo a distancia (y es un momento en el que apetece estar con tu amado).Con esto te quiero decir dos cosas, siempre bajo mi experiencia, que no hay mal que cien años dure y que cuando parece que algo no tiene salida, que ya hass tocado fondo y no puedes estar peor siempre aparece una luz que te permite emerger del agujero. Solo hace falta no desistir y tener la cabeza lo más fresca posible para poder pensar con claridad. Mucha, mucha fuerza. Saldremos de esta (yo también me preocupo, sobre todo ahora que tengo un hijo)

    ResponderEliminar
  3. Espero que todo se solucione, pero en mi opinión volver a casa de los padres no es un fracaso. Habéis intentado tirar p'alante, lo habéis intentado

    ResponderEliminar
  4. Eres una campenoa porque luchas aunque duela. Y ya. Así que lo de débil y egoísta, para los demás. Tú sigue, que lo estás haciendo de puta madre.

    ResponderEliminar
  5. Es tan valiente luchar por seguir adelante así como decidir volver a casa. Es muy valiente porque también renuncias a cosas, coges el toro por los cuernos, te enfrentas... No te rindes. Hagas lo que hagas es valiente. Y sí, sé que lo piensas, yo también a veces. Pero también piensas en quedarte, seguro.
    Ahógate en ese vaso, igual mañana ya estás flotando en el agua y piensas con otra perspectiva. A veces hay que bajar para poder volver a subir.
    Las cosas se arreglarán, una gotera no puede contigo.
    Muchísimo ánimo y fuerzas de parte de una pesimista e histérica nata =)

    ResponderEliminar
  6. Ay Bettie cómo te entiendo.
    En primer lugar porque viví 7 años en Madrid en un piso que los primeros 4 estuvo perfecto, hicieron una reforma en la fachada y, la habitación que daba a la misma se llenó de humedades. Yo no paré de estar enferma y en invierno, con la calefacción, creé un clima tropical y tuve una infestación de polillas... un desastre... y me fui de ese piso.
    En segundo lugar me parte que Jack y tu os tuvierais que separar, porque también vivo en pareja y sé lo que es!!

    Un besito de ánimo!!!

    ResponderEliminar
  7. Tener un momento de bajón es lo más normal, no te hace ser ni débil ni egoísta, que no somos de titanio. Las cosas os van a ir mejor, segurísimo. Un besazo y mucho ánimo.

    ResponderEliminar
  8. Jo no sé muy bien que escribir aquí :(
    Espero que os salga trabajo de algún sitio y no os tengáis que separar, es más! que os podáis ir a un piso mejor.

    ResponderEliminar
  9. ¡¡Qué difícil Bettie!! ¡¡Qué difícil!! Acabo de leer tambien la entrada de hoy, de los currículums...Ese es el mal. Que no hay trabajo. Ni bueno, ni malo. Y eso conlleva que no haya dinero y sin dinero no se puede vivir.
    Hay que estar en esa situación para entenderlo y la gran mayoría de las personas no se ponen en esa tesitura, porque hasta que no vives no sabes lo que duele. Yo no se si esto va a ir a mejor o a peor. Desde mi experiencia, la edad, solo te puedo decir que abras la mente, que te adaptes, que tanto tú como Jack intentéis ver todas las opciones,todas, desde iros a casa de los padres,pasando por ir a Londres a trabajar de camareros, montar una panadería, llegando hasta iros a tu pueblo y viviendo en una granja con su huerta y diseñando joyas o iros de lectores a alguna universidad en el coño del mundo o de profesores interinos a Brasil (http://fe.ccooexterior.org/ensenanzaexterior/menu.do?Inicio:431414) o presentaros a las oposiciones de la policia nacional...
    Adaptarse es lo que vale, Bettie. De nada sirve llevar curriculums a empresas que no necesitan a gente. De menos sirve esperar a que ALGUIEN, ¿GOBIERNO? nos saque de esta crisis. El refrán de no hay mal que 100 años dure, es verdad, y eso significa que tarde o temprano la crisis pasará. Vale. Pero a no ser que acabe de aquí a 6 meses (cosa imposible) eso a tí, Y A MUCHA GENTE, no les sirve de nada. Así que lamento ser un poco dura, y no poner paños calientes, porque POR DESGRACIA NO LOS HAY. Yo, solo te puedo decir algo que habrás oido mil veces, pero te juro que es lo mas cierto y claro que verás dentro de 16 años y es que ERES, SOIS ¡¡MUY!! JÓVENES. Y eso significa, que os liéis la manta a la cabeza y apostéis fuerte. Y apostar fuerte no tiene por qué ser iros de España, simplemente volver a casa es una apuesta fuerte, pero lo que no podéis hacer es mal vivir, porque eso os va a pasar factura a vosotros como pareja y como personas.
    Y por supuesto que SONRIÁIS a pesar de todo.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola guapa! Lo primero de todo, decirte que no sabía que tenías blog porque no me sale en tu perfil. Lo he descubierto gracias a Marikilla Luzia.
    Por otro lado me gustaría darte mucho ánimo. Las cosas están muy difíciles peto es importante mantener una actitud positiva y luchar por salir adelante, aunque sea difìcil. Espero que las cosas vayan mejor.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que lo ocultaría o algo... Estuve toqueteando hace unos días. Gracias por tus ánimos :D

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...