viernes, 31 de agosto de 2012

Torpe, incompetente,inútil.

Recuerdo una de las clases de pedagogía del máster. El profesor nos hablaba en un tono severo y nos decía que fuésemos comprensivos, sensibles. Nos señalaba que, como licenciados, probablemente no habíamos sabido en la vida lo que significaba el fracaso escolar, sentirse incapaz de aprobar, sentirse ridículo, incompetente. Que, cuando fuésemos profesores, si algún día llegábamos a ello, nos parásemos a pensar un minuto antes de colgar la etiqueta de negado a un alumno. Que pensásemos en por qué adopta la actitud que tiene, en cómo se siente fracasando una y otra vez. Porque fracasar no es plato de gusto para nadie, por muy convincente que sea la careta que se pone. Y tiene razón. No sé si muchos profesores se paran a pensar eso cuando cuelgan las inevitables etiquetas a sus alumnos. 

Lo que el paint no pueda expresar...
Pero mi profesor se equivocaba en parte, pues por muy exitosa que haya sido la vida académica de uno, eso no significa que la sensación de fracaso le sea ajena. Probablemente lo que puede ocurrir es que la gente que somos hábiles en el ámbito académico nos olvidamos de nuestras torpezas en otros ámbitos cuando juzgamos la capacidad académica de los demás. Es un error imperdonable.  Lo que a mí me ha resultado sencillo para otros puede resultar tan difícil como a mí me resultaba dar volteretas o saltar el potro.  O dibujar.  Es algo que pretendo tener bien presente el día que entre por primera vez en una clase, y todos los que le sigan.

Para que la selección sea justa todo el mundo hará el mismo examen: por favor, trepen a ese árbol.

¿Pero que no conocemos la sensación de sentirse incapaz, inútil? De ninguna manera. Tengo esa sensación con una frecuencia que me han llegado a decir que es casi enfermiza.  De verdad. Lo cierto es que hay una disonancia importante entre cómo me perciben los demás, o al menos las personas cercanas a mí -capaz, inteligente, resuelta, que consigue lo que quiere, etc.-  y como yo me percibo -dubitativa, incapaz, torpe, ...-, incluso en el ámbito académico. Y puede parecer que estoy de atar, de hecho a muchas personas se lo parece. ¿Cómo puede una persona con mi trayectoria académica sentirse torpe o incapaz en temas de estudio? Pues sí, me pasa. De hecho hoy tengo el día cruzado. En mi repaso a nivel de bachillerato por la Historia de la Filosofía me he metido ya en la Filosofía Contemporánea, y me siento incapaz de entender nada. Es como si estuviese leyendo chino, y, ¡por dios! estoy con un libro de 2º de Bachillerato. ¿Cómo hago yo para entender lo que dicen todos estos locos? (Si, los estudiantes de Filosofía también hablamos mal de los filósofos. Quizá más que el resto de los mortales)

En un momento de "me tiro por la ventana", de los que decía el otro día en Twitter, me he dicho: "Vale, calma. Ponte a mirar lo de los temarios de oposiciones y tal". Y ha sido peor el remedio que la enfermedad, porque todo el mundo a lo largo del máster y demás te dice: "Elabora tus propios temas, es la única manera de aprobar, bla-bla-bla,...", pero claro, son 72 temas maravillosos con títulos estupendos, de esos que los lees y dices...¿pero esto de dónde lo saco yo? ¿Cómo me lo monto? ¿Cuántos-mil libros tengo que leerme para sacar un tema decente? Me siento hiper-mega-ultra incapaz, torpe. Como si la tarea que hay ante mí fuese titánica y no pudiera abordarla ni en un millón de años. Y de paso, me denosto un poco más preguntándome: "¿Cómo es posible que te hayas licenciado, si no tienes ni idea de nada?", así, tal cual.

Y eso es en el ámbito académico, que es lo que se me da bien -lo que mejor se me da, en realidad. Si me pongo a hablar de otros temas y ámbitos... Pero mejor no me hundo más en la miseria. Dejémoslo en que adjetivos como torpe, incompetente o inútil no están fuera de la lista de los que me atribuyo de vez en cuando, por muy licenciada que sea.

12 comentarios :

  1. Yo me licencié en Psicología y también tengo la sensación de que muchas veces no comprendo a muchos psicólogos. Por ejemplo, me encanta Freud hasta límites insospechados y soy incapaz de tolerar a Carl Jung, por mucho que tengan en común sus teorías. Supongo que es porque parto de una base muy subjetiva para leer a una y de otra muy escéptica para leer a otro. ¿Podría ser que te pase a ti también que no entiendas a los que menos te gustan o concuerdan con tu pensamiento? Sí ese es tu problema tiene fácil solución, asócialos a ideas de otros filósofos que te gusten más, aunque sea para comprender que dicen todo lo contrario. No sé, es una idea.
    Por lo demás, los temarios que tienes que elaborar parecen difíciles ahora que ves tanto trabajo por delante sin hacer, pero si vas con calma y sin desesperar seguro que avanzas rápido ;) Ánimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues hombre, me resultan antipáticos, sí. No sé si me resultan antipáticos porque no los entiendo, o no los entiendo porque me resultan antipáticos. Pero la cosa es que soy prácticamente incapaz de establecer conexiones... Es un rollaco xD

      Eliminar
  2. Creo que cualquier tipo de conocimiento hay que absorberlo cuanto más joven mejor; un niño puede aprender a tocar el piano antes incluso de aprender a leer pero yo con 28 me costaría horrores aprender música, por ejemplo...
    Porque a mi también me ha pasado que le he echado un vistazo a mis temarios de 2º de Bachillerato: historia de la filosofia, historia de españa, historia del arte... y he pensado "¿como coño pude aprobar esto?"

    A mí me han etiquetado de inteligente toda la vida y en cambio yo me veo torpe...
    las etiquetas... es lo que tienen, ¡que solo valen para el Facebook!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, ya, desde luego, a mí también me costaría aprender música ahora, supongo. U otro idioma. Pero es que la filosofía se supone que es lo mío XDDD Que debería saber mucho vaya. Y yo me siento torpe total xD

      En cuanto a lo de las etiquetas te tengo que dar la razón xD

      Eliminar
  3. Bettie, eso nos pasa a todos en algún momento...

    Yo siempre he tenido facilidad para los idiomas y ahora cuando voy a repasar alguno de repente me siento no torpe, TORPÍSIMA... Me pongo a intentar recordar lo que estudié de ruso y me doy cuenta de que apenas recuerdo nada de todo un curso y me siento de lo más inútil. Y así con muchas cosas, y mi vida académica (hasta donde he estudiado) siempre ha sido muy buena. No he podido estudiar una carrera, pero siempre lo que he estudiado ha sido de muy buenas notas).

    Creo que a veces tenemos que tener paciencia con nosotros mismos, comprendernos y darnos un poco de margen... En ocasiones somos tan severos juzgándonos que tenemos que parar y perdonarnos por darnos tantos "capones" emocionales ;)

    Ánimo Bettie, a un Trabajo Fin de Carrera de impresión, rozando la perfección, sin fallo que mencionar y por el que "se quitan el sombrero", no le va a ganar la filosofía de Bachillerato ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, el trabajo fue elección libre y fui a lo que me gustaba y se me daba bien. En esto de la oposición tengo que pasar por todos los tragos, hasta los más amargos. Va a costar, va a costar. xD

      Eliminar
  4. Ánimo nena... yo voy a buscar una segunda opción de trabajo este mes de septiembre aunque me queden dos años y medio por delante de contrato. No quiero confiarme y encontrarme en pelotas al finalizar, que el tiempo pasa muy deprisa. No estoy hecha para estudiar oposiciones, así que veré cómo me muevo :) De momento te cuento jajaja que me voy a poner a jugar a la primitiva, cosa que no he hecho nunca...

    Mucho ánimo hermosa, ya me tienes aquí.
    Por cierto, el blog está precioso y me alegro de que tengas tantos nuevos seguidores!

    Nerea

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa. :) Estamos en mala época para la gente que como tú trabaja en la Universidad. Se están deshaciendo de todo el mundo. Por lo menos, te quedan dos años y pico para ir buscando caminos :)

      La verdad, no creo que nadie esté hecho para estudiar oposiciones, jaja Yo hace algún tiempo que juego a la Bonoloto. Necesito un golpe de suerte XD

      Eliminar
  5. Éso es que estás en el buen camino "sólo se que no se nada" decía Sócrates...Así que...(oye que yo he tenido que buscar que era de Sócrates).
    Si es que el estudiar es una carrera de fondo, ¡¡¡¡y por supuesto!!! que con los años que tú tienes es imposible que sepas un huevo, que te acuerdes de todo, que comprendas todo. Es normal. A base de estudiar, repetir, investigar siempre lo mismo aprenderás algo. Y te acordarás. PEro tú ten en cuenta que nadie sabe de todo y un mogollón. Las personas que son eruditas en algo, primero suelen ser bastantes más mayores que tú, o sea llevan ya su carrerita de fondo y segundo son especialistas en una cosa. Yo alucinaba en mi máster de literatura cuando la profe experta en literatura medieval dudaba con cosas de literatura romántica...pero es que simplemente ¡¡no se puede saber de todo!!.
    No se si esto consuela o no. Yo sé que el camino de la opo es duro, pero, a diferencia de centrar tu atención en un temario u otro, yo creo que el truco está en la motivación. No creo que sea mejor un temario preparado que otro comprado, siempre que sea completo, el nivel de 2º bach es buen nivel. Muchos te dicen que tienes que ser original en tu examen, pero simplemente con estudiarlo ya le darás tu toque personal, nadie cuenta las mismas cosas de la misma forma. Y solemos poner de nuestra cosecha otras muchas. Básate en un temario ya hecho, es mucho más sencillo. Y ya sabes que días de sentirte así: torpe, inutil, incompetente...tendrás bastantes. Pero ¿qué es eso para las mujeres que estamos ya acostumbradas a esos cambios hormonales mensuales? Bah!!!
    Animo y cuando te satures...descanso.
    (No son consejos, son cosas que a mi me funcionaron, simplemente lo comparto por si fuera de interés)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es de interés. Anoche lo estuve pensando, y tengo un temario de academia que me regalaron. Los temás de Historia de la Filosofía, que osn más fáciles de preparar - te vas a una historia de la filosofía y los estudias de ahí - pues me los prepararé, porque claro, cada tema del temario puede tener 50 páginas, y eso en un examen... Y los otros, pues los leeré del temario, y los resumiré acoplaré y resumiré a mi gusto. En fin. Lo importante es tener recursos para salir del paso, no? jaja

      Eliminar
  6. Otra licenciada en Psicología al habla! jajaja
    El año pasado cuando intenté aprobar las oposiciones, al comienzo me pasó justo lo mismo. Me sentí la persona más inútil del mundo, no entendía nada a pesar de haberlo aprobado todo, quería rendirme incluso antes de haberlo intentado. Pero por el puñetero miedo al fracaso, porque en lo académico no estaba acostumbrada a fracasar y sólo pensar enfrentarme a ese reto y que no saliera bien... Me asustaba hasta paralizarme. Una vez empiezas, como tienes tanto trabajo, no te preocupas ni por lo que tienes que hacer, simplemente lo haces (al menos así me pasó a mí). Sin darme cuenta fuí salvando obstáculos, empecé a enterarme de todo cuando ya me había mirado más de la mitad del temario porque por fin empezaba a hilar y relacionar toda la información. Y no, no aprobé, pero aprendí muchísimo. Más incluso que en la licenciatura. También aprendí a caminar después de fracaso, pero eso es otra historia xDDD
    Y los psicólogos también hablamos mal de grandes teóricos! jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, eso lo dice todo el mundo, que las oposiciones te enseñan más que la carrera XD Y supongo que yo también tengo un poco de miedo. No sé. Ya iremos viendo! XD

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...